La queja esconde una pena

La queja esconde una pena

LA QUEJA ESCONDE UNA PENA, Y Si No La Esconde, La Fomenta.

Realmente no somos conscientes del sufrimiento que nos auto generamos con las dichosas quejas.

¿Sabes cuánto sufrimiento está presente en tu vida a causa de infinitas y continuas quejas que tienes instaladas en tu vocabulario?

Sí, están instaladas. Se instalaron como un software hace demasiado tiempo.

  • La queja es basura verbal que nos estropea momentos y nos roba el poder de tomar acción, o simplemente disfrutar el presente que nos regala la vida.
  • La queja proviene de basura verbal acumulada en nuestra cabecita, que aunque no le prestemos atención, ensucia nuestros pensamientos y nuestras palabras.
  • La queja te aplasta la energía y las emociones.

Y sí, ya sé, que va en automático. Por eso mi invitación a hacerlas conscientes, y que dejen de chafarte tus momentos.

Saca tu basura mental al contenedor más cercano.

Porque por muy pequeñita que sea, desvía tu atención fuera de lo verdaderamente importante, te roba de disfrutar o simplemente vivenciar.

Si una queja nubla tu mente, turbia tu energía y te hace sentir mal porque te convence de que algo está mal, mi conclusión es que te estropea tu momento, te genera sufrimiento y para colmo, NO TE SOLUCIONA NADA.

¿Te animas a soltarlas? ¿Te atreves a experimentar tu vida sin esos nubarrones?

Puedes contarme en los comentarios de Instagram clicando en la imagen de abajo.

Deja un comentario